miércoles, 10 de octubre de 2012

MARCO AURELIO: UN LIBERAL «AVANT LA LETTRE»



Resultaría, sin duda, anacrónico e inexacto hablar de un «Marco Aurelio liberal» o de un «liberalismo marcoaureliano» o emplear sentencias de este tenor. El liberalismo es una corriente de pensamiento, filosófico y económico, que, en puridad, aparece en los tiempos modernos, teniendo su máximo empuje e influencia a partir  del siglo XIX. Marco Aurelio era demasiado «antiguo» para tamaña empresa…

Sin embargo, no se me antoja forzado ni caprichoso advertir en el filósofo- emperador romano un notorio parentesco intelectual (un aire de familia, podríamos decir), una afinidad avant la lettre con los postulados liberales. Y es que, sin duda, Marco Aurelio fue, ante todo, un espíritu libre.

Señalo a continuación algunos mojones de la vida y obra de Marco Aurelio que nos dan algunas pistas para seguir pensando en este asunto tan sugestivo y prometedor.



Un emperador austero y poco dado al aumento del gasto público y a la subida de impuestos

*
«En los gastos con dinero público [Marco Aurelio] fue, por su parte, muy parsimonioso, lo cual debe contarse más bien como alabanza que como crítica. Por otro lado, dio dinero a hombres virtuosos, prestó auxilio a las fortalezas que se desmoronaban y perdonó tributos e impuestos cuando la necesidad apremiaba.» 

HISTORIA AUGUSTAMarco Antonino, 23

*
«[En 169] para que el [reclutamiento militar] no fuera una carga para las provincias, realizó una subasta de propiedades del palacio [imperial] en el Foro del Divino Trajano, según hemos dicho, en el que, aparte de ropas, copas  y vasijas de oro, vendió también estatuas y cuadros de grandes artistas.»

HISTORIA AUGUSTAMarco Antonino
*
«Marco debió de haberse dado cuenta de que una nueva carga fiscal resultaba extremadamente impopular y no muy productiva. Un gesto como el de la subasta de palacio tenía ventajas que iban más allá de lo práctico —demostraba que el emperador estaba dispuesto a sacrificarse—.»

Anthony Birley, Marco Aurelio, págs. 230 y 231

*
Por qué no es condenable per se la obtención de beneficios económicos

«Cuando puede cumplirse una tarea de acuerdo con la razón común a los dioses y a los hombres, nada hay que temer allí. Cuando es posible obtener un beneficio gracias a una actividad bien encauzada y que progresa de acuerdo con su constitución, ningún perjuicio debe sospecharse allí.»

Marco AurelioMeditaciones, Libro VII, 53

*

¿Es la meditación de Marco Aurelio precursora del pensamiento liberal de Adam Smith?

«¿Es deber del hombre anteponer su propia felicidad y contento al bien común? ¿Debemos acaso servir al otro y alejarnos así de nuestros impulsos egoístas? Genovés hace un repaso al modo en que los filósofos, tanto Antiguos como modernos se han enfrentado a esta cuestión. En el pensamiento moderno amarse a uno mismo tiene una connotación “inmoral”; es preciso luchar e imponerse una obligación de servicio para elevarse. Para un estoico, la polémica parece más bien inexistente. Se admite que todo hombre debe amarse a sí mismo sin olvidar el bien y contento de otros, no hay contraposición (o no debe haberla si uno procura conducirse del modo adecuado).

Parecer semejante expresaría, en otro contexto y referido a una cuestión más práctica, Adam Smith quien se esforzó en demostrar que la persecución del beneficio individual no suponía el empobrecimiento ajeno sino el aumento de la riqueza de la nación, fundando así las bases del primer capitalismo.»


Fragmento de la Reseña del ensayo Marco Aurelio. Una vida contenida, publicada en el blog Confieso que he leído, 3 de septiembre de 2012.




No hay comentarios:

Publicar un comentario